SOCIEDAD Y CULTURA

Revista El Magazín de Merlo, Buenos Aires, Argentina.



viernes, 14 de junio de 2019

Que no noten-


¿QUE es la ECOTERAPIA? Renovemos el romance con la tierra-

 Uno de cada cuatro de nosotros experimentará un problema de salud mental durante nuestra vida. En esos momentos el apoyo es esencial. Las investigaciones han demostrado que la ecoterapia puede ayudar a mejorar el bienestar mental.

La ecoterapia es también conocida como terapia verde. Este tipo de terapia se afirma sobre la base de que somos parte de una red de vida y que nuestra psique no está aislada del medioambiente. Aunque muchas personas han trabajado durante años para lograr esta integración, el primero que logró darle al tema una amplia visibilidad pública en 1992 con la publicación de un libro innovador fue Theodore Roszak, con “La Voz de la Tierra” (Nueva York: Simon and Schuster, 1992).

Un supuesto central de la ecopsicología es que el mundo exterior de la crisis ambiental y los procesos culturales y políticos que la apoyan influyen en nuestras experiencias y sentimientos personales más íntimos. 

A su vez, nuestros estados mentales encuentran expresión en la forma en que nos relacionamos con el mundo natural. Los mundos exterior e interior se reflejan y se apoyan entre sí, lo que significa que un ecosistema saludable es inseparable de una psique saludable.
La ecoterapia incluye actividades tales como jardinería, cultivo de alimentos y trabajos de conservación ambiental.

Mind, una organización benéfica de salud mental ha investigado las razones por las que la ecoterapia puede ayudar a reducir la depresión leve a moderada, la ira y los sentimientos de ansiedad y estrés, y por qué puede mejorar el estado de ánimo, la autoestima y la capacidad de recuperación emocional.

Los resultados han demostrado que la actividad física realizada durante actividades como la jardinería no sólo tiene beneficios físicos, sino también beneficios para la salud mental. Esto podría deberse a la combinación de actividad física regular y contacto social, con estar fuera en la naturaleza. Las endorfinas liberadas durante el ejercicio reducen el estrés y los sentimientos de depresión o ansiedad. 

Como la mayoría de las actividades de ecoterapia se llevan a cabo en el exterior se agregan beneficios adicionales como disfrutar del aire fresco. El aumento en la cantidad de oxígeno ayuda a mejorar los niveles de serotonina, lo que alivia significativamente el estado de ánimo y promueve una sensación de felicidad y bienestar.

¡¡HOY RADIO, FM TIEMPO 98.5!!


¡¡HOY RADIO, FM TIEMPO 98.5!! Desde Mariano Acosta, Merlo, Buenos Aires, Argentina y por INTERNET para el Mundo, desde el programa “LAS MAÑANAS CON GERARDO” de Lunes a Viernes de 8 a 10 horas.
**MI columna “EL SABER NOS HARA LIBRES” va de 9 a 10 horas, ¡¡GRACIAS POR VUESTRO AFECTO Y COMENTARIOS!!



El líder de la Iglesia Siriano Ortodoxa de Antioquía se reunirá con la vicepresidenta de la Nación, G. MIchetti.

El líder de la Iglesia Siriano Ortodoxa de Antioquía, Su Santidad el Patriarca Ignacio Afrem II, llegará a nuestro país este jueves en visita oficial y pastoral de 4 días. Hace 27 años que un patriarca de la iglesia de los llamados primeros cristianos vuelve a Argentina, en momentos difíciles para los creyentes debido a las persecuciones y el martirio que sufren principalmente en Medio Oriente a manos del fundamentalismo.

Durante su estadía en el país se reunirá el próximo viernes con la vicepresidenta de la Nación, Gabriela MIchetti, el secretario de Culto,  Alfredo Miguel Abriani y el intendente de La Plata, Julio Garro.

El Patriarca Ignacio Afrem II es considerado como uno de los principales impulsores de la paz en una región en extremo caliente. Ya fue recibido por autoridades y líderes mundiales como el Papa Francisco, el entonces presidente de EEUU, Barak Obama,  el actual vicepresidente de ese país, Mike Pence; el canciller ruso, Serguei Lavrov, con el príncipe Carlos de Inglaterra, y los primeros mandatarios de Austria, Suiza, Alemania, entre otros.


Coincidiendo con él, el papa Francisco, tuiteó el 27/05: “actualmente hay muchos cristianos asesinados y perseguidos por el amor a Cristo”. Y agregó: “Dan su vida en silencio, porque su martirio no es noticia: pero hoy, hay más mártires cristianos que en los primeros siglos”.

La comunidad Siriano Ortodoxa –que es muy numerosa en Argentina- le brindará una recepción este jueves a las 17 hs en la Parroquia San Efrén (Tronador 1067 - CABA). En ese mismo lugar, el Sábado 15 a las 17 hs, tras la celebración de vísperas se inaugurará un placa en memoria de los mártires. El domingo 16 la actividad se traslada a La Plata, ciudad donde se encuentra la sede del Arzobispado de la iglesia para toda Argentina.

En la capital de la provincia de Buenos Aires, presidirá a las 10hs la Santa Misa en la Catedral San Pedro (calle 48 Nº 1072 de La Plata) y posterior inauguración y bendición de un monumento en Plaza Moreno en memoria de los mártires del Genocidio Siríaco ocurrido en 1915. Luego la Asociacón Siriano Ortodoxa de Beneficiencia ofrecerá un almuerzo en honor de en su sede social (calle 44 entre 10 y 11 de La Plata.

Según confirmó el Arzobispo Vicario Patriarcal en Argentina, John Gassaly Mor Chrisostomo, “la importancia de esta vista es para potenciar la solidaridad del querido pueblo argentino” y la colectividad “sirio y siriano tras el apoyo y la solidaridad demostrada a los cristianos perseguidos y martirizados en Medio Oriente”

El Arzobispo Vicario Patriarcal resaltó que este apoyo y solidaridad es importante para toda la cristiandad mundial dado que “el cristianismo oriental existe como el pulmón que potencia a la civilización del Medo Oriente” que se irradia a todo el mundo.

No es coincidencia, entonces, que la llegada el Patriarca Ignacio Afrem II se da en el marco de la fecha en que se conmemora del Genocidio Siríaco ocurrida en 1915, con más de medio millón de víctimas, que fue sufrido además por el pueblo armenio y otros cristianos, hoy mártires, y que se lo conoce más como el “genocidio al pueblo armenio”.

El Arzobispo Vicario Patriarcal resaltó que este apoyo y solidaridad es importante para toda la cristiandad mundial dado que “el cristianismo oriental existe como el pulmón que potencia a la civilización del Medo Oriente” que se irradia a todo el mundo.

No es coincidencia, entonces, que la llegada el Patriarca Ignacio Afrem II se da en el marco de la fecha en que se conmemora del Genocidio Siríaco ocurrida en 1915, con más de medio millón de víctimas, que fue sufrido además por el pueblo armenio y otros cristianos, hoy mártires, y que se lo conoce más como el “genocidio al pueblo armenio”.

De esta forma, tras 27 años un patriarca de la iglesia de los llamados primeros cristianos vuelve a Argentina en vista pastoral, en momentos difíciles para los creyentes debido a las persecuciones y el martirio sufridos a manos del fundamentalismo.

La Iglesia Siriano Ortodoxa de Antioquía fue fundada por San Pedro y el Apóstol Santiago en el año 37 DC, casi tres décadas antes de que fundara la Iglesia Católica Apostólica en Roma.

Hoy poesia de concientizacion social premiada-


Hombres que odian a las mujeres: Una mirada desde a psicología-

Misoginia, madres y la maldición de la masculinidad: es hora de profundizar en las malas tierras de la psicología masculina.

"Todos los hombres odian a las mujeres", dijo Claudine. Una afirmación que no podía dejar pasar sin más. Quiero decir, soy hombre, según la mayoría de las definiciones acordadas, y por lo que sé, no odio a mi mujer. Ella volvía a casa asqueada después de que un acto de ira por el camino la dejase agotada, otro incidente de condescendencia y agresión a manos de un joven conductor masculino. "No se atrevería a hablarle a un hombre de esa manera", dijo.
“¿Cualquier hombre?”, pregunté para asegurarme.
“Sí”. Si ella está en lo cierto, eso explicaría muchas cosas.

¿Todos los hombres, incluso los más considerados y progresistas, albergan la misoginia en los rincones más oscuros de sus seres? Y si eso es cierto, ¿qué se puede hacer al respecto?
La idea de que la masculinidad hoy en día es tóxica sugiere que solo nos hemos dado cuenta. Durante milenios, la intransigencia y la repetición se han arraigado en las identidades masculinas y femeninas, pero detrás de estas estructuras sociales puede haber algo más primordial. El nefasto guiso de psicología y la cultura que brota de ello ha convertido a los hombres en lo que son. La masculinidad tóxica es una tautología.

El pasado mes de julio, el Informe de Evaluación de Crímenes por Odio Misógino, un proyecto de dos universidades de Nottingham con la cooperación de la policía, recomendaba que los incidentes de misoginia debían ser registrados como delitos de odio según la ley y, lo que es más importante, en la conciencia pública. Después de dos años de investigación, se concluyó que más de la mitad de las mujeres que habían participado habían experimentado un comportamiento intimidatorio, casi la mitad habían sido acosadas, un cuarto habían sido seguidas a casa y otro cuarto habían sido agredidas sexualmente.
La Dra. Loretta Trickett de la Universidad de Nottingham Trent me contaba: “Este hecho tiene consecuencias en las niñas y jóvenes mujeres. No creo que los chicos que lo hacen se den cuenta del impacto de lo que están haciendo. El acoso sexual en la calle a menudo involucra a hombres mayores que acosan a niñas mucho más jóvenes ".

La relación con la madre, la clave de todo:

Si fuera a buscar ese algo oscuro, esa cosa dentro de los hombres que les hace tratar a las mujeres como personajes bidimensionales en sus narrativas tridimensionales, tendría que mirar profundamente en el escondite del inconsciente. Hay una razón por la que la frase "Háblame de tu madre" es una abreviatura del extenso panorama del psicoanálisis. Adam Jukes es un escritor y terapeuta de más de 40 años que, durante la mitad de ese tiempo, se ha especializado en el tratamiento de hombres que abusaron de las mujeres. El autor de Por qué los hombres odian a las mujeres y lo que tienes es lo que quieres, incluso si te duele, comparte la creencia común de que es el trauma de la infancia y, lo que es más importante, la relación entre un niño y su figura materna lo que conduce la maldición de la psicología masculina.
"Para la gran mayoría de la gente en todo el mundo, la madre es la principal cuidadora", explica Jukes. "pero hay una asimetría en la educación de niños y niñas. Los niños pequeños tienen que aprender a ser masculinos. Las chicas no lo hacen. La masculinidad no está en estado de crisis. La masculinidad es una crisis. No creo que la misoginia sea innata, pero creo que es ineludible debido al desarrollo de la masculinidad".
Básicamente, la teoría dice que a medida que los niños se "individualizan" y desarrollan un sentido de sí mismos como personas, tienen que separarse de sus madres y es cuando se dan cuenta de que no son como ellas y no pueden, en términos freudianos, poseerlas. Esta represión marca el final del complejo de Edipo. En su ansiedad, los niños se identifican con el padre y es así como aprenden lo que significa ser masculino. Los clichés de la masculinidad: ser fuerte, valiente y competitivo (además de no ser como la madre), impregnan las vidas de los niños. Llegados a este punto, " Una parte del ego masculino se identifica con el pene", dice Jukes, "todo el cuerpo se puede identificar con un pene y es ahí donde surge la masculinidad". Si es verdad, eso le daría una cierta picardía la próxima vez que escuches a una mujer decirle a un hombre que deje de ser una gran polla.
El análisis es muy amplio, lleno de divisiones e inconformismo, y las críticas feministas de Freud han desacreditado sus teorías, entre otras cosas, su ambivalencia o su desprecio por la condición femenina. Sin embargo, 100 años después, incluso sus detractores reconocen el papel del inconsciente y la naturaleza problemática de las relaciones de los niños con sus madres.
La internalización de la misoginia no se limita a los niños, sino que proviene de ser criados por las madres", me cuenta la célebre autora y psicoanalista Susie Orbach. “ Puesto que la madre es la persona de la que más dependemos, la rabia y el miedo a ser separados de ella o el terror de su desaprobación nos lleva a reprimir ese miedo. Las niñas crecen para ser madres, por lo que internalizan la misoginia. Pero los niños no crecen con ese objetivo, por lo que se sienten frustrados y su poder proviene de la sensación de que pueden volver a frustrarse. Para un niño es muy confuso ".
El niño varón siente que depender de una mujer es peligroso y esto hace que se sienta vulnerable, lo cual, sin querer sonar como Yoda, lleva al miedo, lo que lleva a su vez al sadismo. Esa ansiedad se reprime y se expresa a través del inconsciente como una misoginia.
Y lo que es peor aún, Orbach y Jukes están de acuerdo en que cuanto más perturbadora y traumática sea la infancia, más probable es que el comportamiento futuro se vuelva extremo. "Si te crían en un hogar muy díscolo, en tus relaciones futuras buscarás una situación en la que las personas estén enfadadas todo el tiempo porque eso es lo que significa "amor" para ti", dice Orbach. "Tu experiencia interna sobre una relación íntima es aquella que evoca tu primera relación de amor, la principal, que es la de tu madre".