SOCIEDAD Y CULTURA

Revista El Magazín de Merlo, Buenos Aires, Argentina.



viernes, 17 de mayo de 2024

Desprecio y rabia...,


 

Verdadero hito de la naturaleza, el BAMBU tarda 7 AÑOS en NACER y luego crece casi 1 METRO por día.

 

El bambú aunque se siembra y requiere los cuidados normales de cualquier semilla, durante 7 años no surge de la tierra. Pareciera que fuera infértil.

Sin embargo, luego de esos 7 años, germina, sale a la luz y no para de crecer, hasta que, en tan solo 6 meses, puede llegar a una altura de 30 metros.




¿Y entonces qué hace durante 7 años?

Pues, aunque no lo veamos, toda la “acción” surge bajo tierra. Durante este tiempo, el bambú crea un complejo y fuerte sistema de raíces, que lo sostendrán firme el resto de su vida.

Además, al contrario de cualquier otro árbol, si lo cortan, puede volver a crecer. Y así como el bambú, los emprendedores debemos iniciar con el pie derecho y aprender 4 valiosas lecciones de esta noble y fuerte planta.



El bambú japonés no es una planta que crece de la noche a la mañana por más abono y riego que se le dé todos los días. Como lo explicamos anteriormente, el bambú demora unos siete años en brotar a la superficie, lo cual podría hacer pensar a un cultivador novato que la semilla es infértil y dejar de preocuparse.

Pero para su sorpresa descubre que tras siete años de riego y abono, cuando ya las esperanzas estaban perdidas, el bambú brota a la superficie hasta alcanzar treinta metros en tan solo dos semanas. No obstante, para que esto suceda, el cultivador debe continuar con el riego y el abono de la planta durante esos siete años. Si deja de hacerlo, la planta muere.



La historia del bambú japonés nos dice que lo mismo sucede con los sueños y las metas: si nos rendimos y dejamos de luchar nuestros sueños mueren y ya no pueden hacerse realidad porque ya no vamos a luchar más para alimentarlos así como hay que regar el bambú para que crezca y no muera.

Si, por ejemplo, sueñas con tener una profesión, la perseverancia en el estudio y la lucha en el trabajo serán el agua y el abono para alimentar ese sueño y hacerlo realidad. Si te das por vencido porque no puedes pagar la carrera o simplemente porque te va mal en una asignatura, estás dejando morir ese sueño y será solo eso: un sueño muerto. Las metas soñadas no se logran en dos días ni en una semana.



Lo que llega como se dice “caído del cielo” es algo que solo dura un corto tiempo.

Se necesita de mucha madurez espiritual para saber hacer uso del sueño cumplido. El bambú crecimiento luego de siete años se asemeja al avance de los sueños una vez cumplidos, por ejemplo cuando logras el negocio de tus sueños y en poco tiempo empiezas a percibir grandes ganancias, o cuando te gradúas en la carrera de tus sueños y en unos dos años
ya tienes un buen puesto en una empresa y estás ganando muy bien. Una vez que tu sueño está realizado ya puedes ir por más y así se te irán compensando todos esos años de trabajo y esfuerzo.

La impaciencia y la falta de constancia son una de las cosas que nos frenan cuando estamos luchando por una meta. Acostumbramos a pensar que si no alcanzamos nuestro objetivo de inmediato, ya todo está perdido y no nos detenemos a pensar en todo el esfuerzo que implica, que quizá no estamos poniendo mucho esfuerzo y queremos conseguir todo fácil y rápidamente y entonces nos frustramos cuando vemos que no es así. Después sucede como la planta de bambú: dejamos de regar y alimentar nuestras metas y las dejamos morir, es decir, abandonamos nuestros sueños y ya no seguimos haciendo nada para cumplirlos.

El proceso de crecimiento del bambú japonés es una clara metáfora del proceso del alcance de las metas y el cumplimiento de los sueños, y estos dependen de nosotros, de nuestro riego y abono. Si florecen o no, dependerá de nosotros.

 

El deporte y la vida-


 

CAPRICHOS de MILLONARIOS: El curioso dólar de plata conocido como “el rey de las monedas americanas” subastado en casi 8 millones de dólares.

 

Estos ejemplares causan gran interés entre los expertos en numismática y que están dispuestos a pagar altas sumas de dinero por las históricas piezas de metal.



Un ejemplar excepcional de un dólar de plata de 1804 se convirtió en el más destacado de su categoría y también fue protagonista de una interesante subasta, organizada por Stack’s Bowers Galleries. El metal, conocido como “el rey de las monedas americanas”, alcanzó una transacción de US$7,68 millones, lo que lo convierte en una de las piezas más apreciadas por los coleccionistas, pero no es la única.



Ese dólar de plata de 1804 alcanzó una distinción Clase 1 con la clasificación Proof-68 por parte de la empresa Servicio Profesional de Calificación de Monedas (PCGS, por sus siglas en inglés), y formó parte del extenso lote de D. Brent Pogue, un apasionado experto en numismática que murió en 2019, a los 54 años. El coleccionista adquirió la moneda de plata en 1999 por la suma récord de US$4,14 millones, informó Barron’s sobre esta transacción de 2021

La historia de esta pieza de la numismática es fascinante. De hecho, fue un obsequio diplomático a Said ben Sultan Al-Said, sultán de Mascate y Omán. Desde entonces solo ha tenido cuatro dueños: Charles A. Watters, Virgil M. Brand, la familia Childs y la familia Pogue, de acuerdo con Stack’s Bowers.

Sin embargo, explica la galería, este ejemplar solo se ha subastado una vez, y fue la ocasión en que D. Brent Pogue pagó por ella varios millones de dólares. Aunque la casa de subastas brindó detalles sobre la transacción histórica, ocurrida en agosto del 2021, aún se mantiene en secreto la identidad del comprador de esta invaluable pieza de plata.

 

 

Un poco de humor-


 

El Dato: Ampliación del muelle del puerto de Ushuaia.

El ministro recorrió la finalización de la ampliación del muelle comercial en Ushuaia, que contribuirá a la consolidación del crecimiento continuo de la actividad portuaria en la Provincia de Tierra del Fuego. A partir de su extensión en más de 100 metros, se podrá incrementar 20% la capacidad de amarre.



La obra realizada por el Ministerio de Transporte como parte del Plan de Modernización de Puertos, constituyó la ampliación de 104 metros del Muelle Comercial de Ushuaia, que incluye una superficie hormigonada de casi 3.000 metros cuadrados, lo que mejorará en un 20% la capacidad de amarre y otorgará nuevas oportunidades de desarrollo productivo y económico con la llegada de embarcaciones de mayor porte, como cruceros turísticos, buques de carga y pesqueros.



Desde Ushuaia, el ministro Giuliano manifestó: "Este es un puerto en donde no solamente recalan barcos de carga, pesqueros, sino que también hay más de 500 recaladas de cruceros que llegan a esta puerta de la Antártida y de la Argentina. Esta obra tiene que ver con la conexión del transporte, con un Plan de Modernización que durante esta gestión pudo tener más de 650 obras en materia de aeropuertos, naval, fluvial, en todo lo que tiene que ver con los trenes y con transporte automotor".



Y agregó: "En este muelle es parte del desarrollo, del trabajo, de la construcción y de la producción, que es también lo que nosotros proponemos para el gobierno que viene, para el futuro. Que estemos cinco puntos de la Argentina conectados, con lo que significan las obras para ministros como Sergio Massa, que han incansablemente y, sin que les tiemble la mano, invertido en el sistema de Transporte y en el sistema de obras públicas de la Argentina, es una verdadera fiesta federal que queremos celebrar, en este muelle ubicado en una punta de la Argentina que es parte del desarrollo, del trabajo, la construcción, la producción y del futuro del país".

Por su parte, el ministro Massa, dijo: "Quiero agradecerle al gobernador Melella y al ministro Giuliano, porque con la inauguración del nuevo muelle, lo que vimos es el lugar donde cruceros, barcos pesqueros, de servicios petroleros, de servicios antárticos y turísticos, van a poder trabajar desde la Argentina y no irse a Chile, eso es trabajo argentino y es como la inversión pública genera trabajo en la Argentina."

La obra que llevó adelante la cartera nacional de Transporte, tiene por objeto extender la longitud operativa del muelle de Ushuaia, para aumentar el recalado de embarcaciones, atender la demanda de cruceros de gran eslora y mejorar la operación comercial, beneficiando a más de 220 mil personas, entre pasajeros y tripulación, que llegan en cruceros a visitar Ushuaia. Asimismo, también favorece a operadores portuarios, industria pesquera y buques de carga. El monto total de inversión fue de $2.446 millones.